Crítica Sabaton-The Last Stand (2016)

Formación:

Joakim Brodén (Voz y Teclados)

Pär Sundström (Bajo y Coros)

Chris Rörland (Guitarra y Coros)

Thobbe Englund (Guitarra y Coros)

Hannes Van Dahl (Batería)

Lista De Canciones:

  1. Sparta
  2. Last Dying Breath
  3. Blood Of Bannockburn
  4. Diary Of An Unknown Soldier
  5. The Lost Battalion
  6. Rorke’s Drift
  7. The Last Stand
  8. Hill 3234
  9. Shiroyama
  10. Winged Hussars
  11. The Last Battle
  1. Bonus Tracks:
  2. Camouflage
  3. All Guns Blazing

Los suecos Sabaton vuelven a la carga. Son unas bestias incansables y su muestra de ello son sus ocho trabajos hasta ahora (nueve contando con este) en ni mas ni menos que once años. Han logrado muchas cosas en su trayectoria musical, entre ellas, encabezar el cartel del Wacken Open Air el pasado año 2015, siendo cabezas de cartel, lo cual no es nada fácil.

Dos años han pasado desde el magno “Heroes” lanzado en mayo del ya pasado año 2014, siendo, quizá por unaminidad, uno de los mejores trabajos de la historia de estos suecos, una vez mas Sabaton vuelve a hacer historia, de una forma muy distina, pero de una forma diferente y mas que digna.

“The Last Stand” ha vuelto a ser producido una vez mas por Peter Tätgren quien lleva trabajando desde el “Carolus Rex” de los suecos en 2012, ademas de que este nuevo disco de los suecos tiene el lastre de que el que fuese su segundo guitarrista (Thobbe Englund) dejo Sabaton pocas semanas antes de la publicación del disco, lo cual, quieras que no, es una putada, pero una despedida en estudio por todo lo alto.

Eso si, antes de comenzar, os aviso, olvidaros de los Sabaton del “Heroes” y mas aun de los que crearon esa obra maestra “The Art Of War” porque esta muuuy lejos de ambos, aun siendo el disco mas variado de la historia de los suecos. Ya no hay solo la Primera o la Segunda Guerra Mundial. Ahora Hay Espartanos, Samurais…..y lo mas sorprendente: GAITAS, ademas de aportar mas melodia que nunca, sin dejar el poderío de las guitarras tan de lado, y con mayor abundancia de los teclados.

El disco abre de una forma sorprendente, cuando inicia “Sparta” y te transporta a la Batalla de Termópilas sabes que es una muestra impresionante de epicidad en misma, pero quietos: no espereis esas guitarras asesinas lanzando riffs bestiales del “Heroes” al reves, es una especie de mediotiempo, con Joakim cantando en registros mas bajos, ganando muchisimo en intensidad en las guitarras, de Chris y Thobbe pero sin tener una gran velocidad, y esos “Uh, Ha!” el típico grito de los espartanos. Contando con un estribillo demoledor, muy pegadizo, y ademas un solo muy bueno. En estudio no es para nada un mal tema. Pero este tema en directo arrasará, seguro.

“Last Dying Breath” habla de la resistencia servia frente a los Imperios Austro-Húngaro y Alemán en la primera guerra mundial. Es una maravilla ochentera. Ya la intro con las guitarras echando humo y melodia a partes iguales sorprende de forma brutal. Con un Joakim pletórico al micro, soberbio! y luciendo una de las mejores letras y estribillo que hayais escuchado jamás en la historia de Sabaton, el solo a dobles de Chris y Thobbe es abrumador, lleno de feeling y muy técnico, y ademas con Hannes haciendo un grandisimo trabajo tras los parches.

Una de las mayúsculas sorpresas del disco llega ahora, con “Blood Of Bannockburn” que habla de la última carga escocesa encabezada por Robert Bruce. a nivel instrumental sorprende una barbaridad, nunca en la vida me hubiese imaginado un tema de Sabaton con…..GAITAS, si, habéis leído bien. El uso de las gaitas combinado con las guitarras y el teclado le dan una sonoridad única, teniendo en cuenta, que la letra y su estribillo son adictivos como pocos temas de Sabaton en su historia. (por cierto, incluye un solo bastante bestia de guitarra) Los puentes y estribillos los tienen trabajadisimos, otro tema que triunfa tanto en estudio (como en directo) que lo va a arrasar de una forma bastante bestia.

Sin duda, la dupla que viene a continuacion, es la mayor caida de nivel y calidad de todo el trabajo. “Diary Of Unknown Soldier/The Lost Batallion” la primera es una introduccion hablada por un desconocido soldado a la segunda cancion, y es un completo BODRIO.

¿Porque? Demasiado alegre, hímnica, y sinfónica para mi gusto. Si tratas de retratar al “Batallón Perdido”, creo que lo que tienes que hacer es darle un ambiente muy crudo, está muy bien por ejemplo sustituir la percusión por ese sonido tan a batería de cañones, pero creo que hace falta algo más para plasmar seis días de asaltos enemigos, exposición a fuego amigo , falta de víveres y de agua y demás problemas.

Si quereís un resumen de la historia de la que habla este tema, aqui lo teneís:

1918, una fracción de la 77ª división de los Estados Unidos avanzó por el bosque Argonne, Francia, atravesando así las líneas enemigas. El plan inicial sería que ellos avanzasen y al atraer la atención de los alemanes el resto del ejército aliado asaltase las posiciones por ambos flancos. Por alguna razón, el asalto se estancó, y el batallón americano acabó viéndose cercado por un enemigo que lo superaba varias veces en número. Resistieron una semana el brutal ataque, hasta que al fin el resto de las tropas aliadas lograron avanzar. Su sacrificio sirvió para superar las trincheras enemigas y ganar una valiosa iniciativa en esta larga guerra; de los estimados 554 soldados de ese batallón, sólo salieron ilesos poco menos de doscientos.

La cosa vuelve a remontar con “Rorke´s Drift” y sus guitarras afiladas, veloces, asesinas y cargadas de épica a manos de los dos pedazo de hachas a las seis cuerdas (Chris y Thobbe) con solazos incluidos y con la bestia de Hannes y haciendo añicos la batería a base de potencia y velocidad. Brutal! y con un Joakim potentisimo al micro soltando una de las mejores letras y estribillo de este nuevo trabajo. El tema Recordandonos a Night Witches, o Resist And Bite del anterior Heroes, nos cuenta esta vez transladandonos al siglo XIX, a Sudáfrica y la guerra anglo-zulú. En esta ocasión, tenemos a unos 150 soldados del bando británico defendiendo una posición frente a unos 2000 o 3000 guerreros zulús, con resultado exitoso.

“The Last Stand” abre con un sonido de unas campanas otra de las grandes sorpresas de esta nueva entrega de los suecos, dejando las guitarras totalmente de lado en potencia y velocidad, para bajar su intensidad, por meterles mucha mas melodía, aun siendo potentes, igual que la batería de Hannes esta mas que nada en un segundo plano, no destaca, pero tampoco le hace falta. Joakim es el centro de atención de este tema, sin mas, la letra es mortifera en cuanto a adiccion se refiere, y el estribillo se queda en tu cabeza para no salir en eones. mi parte favorita es esta:

“Dying for salvation with dedication
No capitulation, annihilation
Papal commendation, reincarnation
Heaven is your destination”

Sencillamente brutal! y os dejo con el resumen de la tematica del tema:

The Last Stand nos narra una historia bastante famosa también, nada menos que la de la guardia suiza cuando el 6 de Mayo de 1527 se apostaron ante unos mil soldados alemanes y españoles (bando Habsburgo) defendiendo la basílica de San Pedro y permitiendo que el papa Clemente pudiera escapar por un pasadizo. Sólo sobrevivieron 42 de los 189 soldados de la famosa guardia. Que llevaron la lucha hasta el mismísimo altar mayor a medida que retrocedían.

Vuelve una vez más la tralla incendiaria con “Hill 3234” que relata una de las mayores genialidades estratégicas de la guerra contemporánea. Una batalla ganada por la URSS a los talibanes en la guerra de Afganistán. A nivel instrumental es bestial, las guitarras no dan descanso al oyente en ningún momento. Riffs legendarios, solos apabullantes, cabalgadas bestiales. Joakim no cesa, con una potencia espectacular frente al micro, muy enérgico y soltando otra letra y estribillo para el recuerdo. y Hannes lo borda una vez mas.
TE-MA-ZO!!!

Llegamos con otra variedad temática “Shiroyama” nos cuenta la memoria de Saigō Takamori y a la Rebelión Satsuma; la mayor ultima resistencia ocurrida en Japón, y es otro gran tema, con tufo a “Uprising” de su Coat Of Arms de 2010, y aun asi, se defiende realmente bien, los toques orientales en cuanto a guitarras, le sientan genial, la letra y el estribillo tienen mucha fuerza, el solo es muy bueno, y Joakim se deja la voz dejando la cota de epicidad por las nubes. Brutal!!!

Nos encontramos a continuacion con “Winged Hussars” nos llega la influencia del tema homónimo de su magnanima obra maestra de 2008 (The Art Of War) considerado por muchos, como el mejor disco de los suecos dentro de su discografía teniendo toques orientales incluidos, y va de menos a mas; comienza muy solemne, mientras va subiendo la intensidad segundo a segundo, minuto a minuto, epicidad de gran calibre, con un Joakim que narra la historia de los Husares polacos de forma sensacional, y con potencia, que le sobra, dejando otra joyita de letra y estribillo. grandes partes corales. y quizá, el mejor solo del disco se encuentra aqui, con un feeling brutal y muy técnico.

La edición normal termina con “The Last Battle” que es una grata sorpresa viniendo de Sabaton, pocas veces piensas en los suecos y te imaginas un tema de puro Hard Rock, letra memorable, estribillo ochentero, muy en el estilo de grupos que no tienen poco o nada que ver con los suecos como son los fineses LORDI. una de mis favoritas de este The Last Stand, sin duda, lo tiene todo. Teneis que escuchar esta maravilla. Como cierre para la edición estandar, es un broche de oro.

La siguiente es uno de los dos bonus tracks que contiene (La edición limitada) es “Camouflage” y es bastante extraño, pero molón, un tema mas propio del folk metal, muy coreable y adictivo, las guitarras son muy diferentes al sonido Sabaton actual, pero es pura diversion meterse a escucharla, un sello diferencial. Con un Joakim con mucho feeling al micro, he de decir.

Finalmente, el que podria haber sido el mejor cover de Sabaton hasta la fecha, lo han destrozado, han defecado sobre “All Guns Blazing” si, el legendario tema perteneciente al tambien legendario Painkiller, mas conocido como EL DISCO de Judas Priest, que porque la han destrozado? Pues porque haciendo justicia a la original a nivel instrumental, dándole la esencia Sabaton, pero enserio hacia falta meterle AUTOTUNE y además, meter a Halford en el cover? Mi respuesta es NO. las razones son sencillas: Haberle eliminado el autotune a Joakim y habiendo eliminado totalmente a Rob para dejarle el total protagonismo al propio Joakim. Pero en fin, han destrozado una leyenda hecha canción. Muy mal hecho.

Nota: 8/10 (Notable)

Los suecos con este “The Last Stand” han conseguido sin duda un disco que hace honor a su nombre, no obstante, esta a un paso por detras del anterior “Heroes” y sobre todo de “The Art Of War” sus dos mejores discos actualmente, falta potencia en las guitarras, pero aun asi, a nivel melódico es una maravilla.

NO es un mal disco, ni mucho menos, gana muchisimo a cada escucha, Sabaton no tienen un disco malo, ni mediocre, los amantes del Power Metal como un servidor. Deberiais escucharlo, no va a dejaros a nadie indiferente. Directo va a mi Top de discos de este 2016

GRACIAS SABATON!!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s